libro

En esta pagina encontraras aportes de toda la comunidad educativa, sobre temas académicos, cultura general, opinión, talleres, tareas,… etc..

Esperamos tus aportes.



DOCUMENTALES RECOMENDADOS

Aun queda esperanza??… no sabes?… No crees?… No te importa?… mira este DOCUMENTO y luego… luego?

Estamos viviendo un periodo crucial. Los científicos nos dicen que solo tenemos 10 años para cambiar nuestros modos de vida, evitar de agotar los recursos naturales y impedir una evolución catastrófica del clima de la Tierra.
Cada uno de nosotros debe participar en el esfuerzo colectivo, y es para sensibilizar al mayor número de personas que realicé la película HOME.
Para que esta película sea difundida lo más ampliamente posible, tenía que ser gratuita. Un mecenas, el grupo PPR, permitió que lo sea. Europacorp que lo distribuye, se comprometió en no tener ningún beneficio porque HOME no tiene ningún interés comercial.
Me gustaría que esta película se convierta en vuestra película. Compártelo. Y actúa.
Yann Arthus-Bertrand

home_sm

LIBROS RECOMENDADOS

El_diablo_de_los_numeros

EL DIABLO DE LOS NÚMEROS

Autor: Hans Magnus Enzensberger

De la mas sencilla y agradable manera, este libro aborda el para muchos, complejo mundo de las matemáticas.

Link eBook:

Logo_hipervinculo“El Diablo de los Números”

Recomendado para preparar el examen SABER 11º (antes “ICFES”).


Aporte del Docente, Licenciado Alexander Jurado Osorio.


 


LA DISCIPLINA DE LOS ALUMNOS EN EL AULA

CARTILLA:

(Clic al siguiente vinculo)

CARTILLA La disciplina de los alumnos en el aula- cartilla–nacional

convivencia-1

 



Silencio escandaloso

Fabio Salamanca, esa generación en la que nadie pierde el año

Por Sergio Ocampo Madrid el abril 13, 2015 7:39 am

 

Sin duda los nueve meses de condena a Fabio Salamanca por haber dejado en una silla de ruedas al taxista Hollman Cangrejo son un insulto a las familias de las víctimas. No solo a la familia de él, sino a la de Ana Torres y Diana Bastidas, mujeres que iban esa madrugada en el taxi chocado por Fabio, y que terminaron muertas. Ellos aguardaban que con este fallo subiera un poco la condena inicial de cinco años contra el chico por homicidio culposo. Pues bien, en total Fabio no estará ni siquiera seis años encerrado en su hogar, leyendo, chateando, navegando en la red, comiendo bien, trotando en una máquina que le deben haber comprado sus padres, porque además tiene el beneficio de casa por cárcel.

Además del insulto, del llamado a la impunidad, del mensaje perverso de “si conduces un Audi consigues unas buenas exenciones con la ley”, hay otro mensaje que me preocupa más y es el que se le envió a la generación de jóvenes que están hoy rondando los 25 años, esto es los que nacieron de 1990 hacia acá. No me tomen muy literal esa fecha, pero sí el momento porque allí convergieron varios cambios sociales, jurídicos, culturales para que se diera un viraje drástico en la concepción, en el imaginario, en las consideraciones que se tenían sobre la infancia y por tanto sobre la educación, la crianza, el libre desarrollo de la personalidad, la relación entre adultos y niños, entre padres e hijos, y en últimas en el concepto de la autoridad.

Los niños antes del 90 (repito, no tomen la fecha de modo exacto) eran personajes con muy poca voz, sometidos plenamente a la autoridad paterna, decidían pocas cosas de su ropa, de sus comidas, debían aguardar hasta diciembre para recibir los regalos que ansiaban y, además de esa espera, todo estaba supeditado a una vigilancia por buena conducta. La familia era más o menos un grupo jerarquizado de manera vertical y realmente había muchos niños invisibles y medio mudos.

Vino toda la explosión de cambios, desde la convención de los derechos del Niño por la ONU, en el 89, hasta leyes de infancia en Colombia (1991), pasando por nuevos paradigmas en la psicología y realidades económicas, y esa concepción de la infancia varió de un modo brutal. Tan drásticamente que casi, sin exagerar, hoy ellos tienen mucho poder y la familia se volvió una cooperativa donde varias cosas las deciden ellos. Hoy los adultos nos acomodamos a comer lo que los niños quieren, en las aulas universitarias a menudo nos toca acogernos a lo que diga la mayoría (“votemos para decidir, profe”), y adentro de la familia los padres son los que deben ser aconductados, portarse bien y sobre todo ganarse día a día el amor de los hijos.

¿Era mejor lo anterior? No sé y no me atrevo a responderlo de modo tajante. Lo que sí puedo decir como profesor universitario, y lo digo con el cariño y respeto que siento por mis estudiantes, es que estoy viendo levantarse gente con dificultades nuevas, nuevos miedos, ilusiones difusas, problemas para desear, para apropiar valores como la paciencia, la solidaridad, el trabajo en equipo, etc. Es una generación que necesita satisfacción del deseo rápida y cumplida (y como obligación de los padres), que se ahoga relativamente en un vaso de agua ante las dificultades porque los adultos hicieron un trabajo casi compulsivo de evitarles sinsabores, tropiezos; de satisfacer rápidamente cuanto desearan y de generarles una actitud anticipada de triunfo surgida en el hecho de que cada uno es el centro del mundo, que mereceper se todos los derechos, todos los cuidados.

Aclaro que me refiero obviamente a la sociedad formalizada, y no pretendo ocultar que en Colombia hay masas enormes de niños sin derechos mínimos, maltratados, abusados, cuyos futuros pintan inciertos.

Para mí, el caso Salamanca refleja de principio a fin y de un modo dramático los serios errores en esos cambios rotundos de los años 90 sobre el tema de infancia.Aún tengo las imágenes de los noticieros esa madrugada del 12 de julio de 2013 cuando Fabio estrelló su Audi contra el taxi de Hollman Cangrejo. Iba a 140 o 150 kilómetros y en grado tres de alcohol (el máximo). Los noticieros mostraron a las pocas horas cómo una mujer llegaba al sitio de los hechos y lo cubría de un modo casi furioso, a la brava, para que nadie pudiera verle la cara. Era la madre protegiendo a su niño de 23 años. A los dos días, Fabio no pudo asistir a la Fiscalía porque se hallaba internado en una clínica con “estrés agudo” y no estaba en capacidad psicológica de resistir una diligencia. El martes 30 de julio, la jueza Carmen Gualteros lo mandó para su casa y se mostró indignada con que la Fiscalía quisiera “escarmentar a la sociedad” con una medida de aseguramiento para el pobre muchacho.

Ese mismo martes, en la audiencia en Paloquemao, el padre de Diana Bastidas (una de las dos víctimas mortales), en medio del llanto le gritó “asesino” cuando el joven entró a la sala. De inmediato, una chica de unos 20 años le reviró furiosa: “Fue un accidente, él no tuvo la culpa”. Quizás no sabía que su amigo iba a 140 kilómetros y en grado 3 de alcoholemia, o sí lo sabía pero estos nuevos jóvenes tienen ese derecho a “no tener la culpa”.

El 25 de febrero de 2014, otra jueza lo condenó a cinco años de casa por cárcel por la muerte de Ana y de Diana, y las familias de estas sintieron que la pena era muy baja, pero aún faltaba sumarle la posible condena por las lesiones personales contra Cangrejo, quien quedó en silla de ruedas, y esta fue la que se produjo el miércoles de la semana pasada: nueve meses. No más.

Casos como el de Fabio inducen a pensar entonces que algo falló (o mucho) en el experimento de exceso de garantías a los niños a partir de la última década del siglo pasado. Que quizá no fue tan bueno aprobar aquello de que nadie perdiera el año escolar; que tal vez no esté bien eso de solucionarles cada problema y evitarles las dificultades, ni relajar las demandas en sus procesos de aprendizaje para culpar a los maestros si las calificaciones están pintando de rojo o si se portan muy exigentes con los pobres niños. O ese cambio de paradigma de que los alumnos son antes que nada “clientes”. O llenar el vacío de diálogo y de presencia paterna con tecnologías, con regalos, aun sin que estos sean pedidos.

Si todo viene resuelto desde arriba va a ser muy difícil incorporar la noción del esfuerzo, además de que se van a reducir las destrezas propias para la resolución de problemas; si no hay que esperar para recibir un reconocimiento o un obsequio, se pierde el placer de desear y la milenaria virtud de aguardar. Si soy un sujeto infinito de derechos, se hacen más confusos los ya muy problemáticos bordes entre el fin de los míos y el comienzo de los del resto…

El mensaje a toda una generación con estos nueve meses de casa por cárcel a Fabio y los cinco de la sentencia anterior es devastador para la sociedad futura: “sí, matar o dejar lisiados a otros es tenaz, pero no es tan grave”. Me equivoqué pero tengo derecho a equivocarme”. “No voy a perder el año por eso”.

Tomado de:

http://blogs.eltiempo.com/silencio-escandaloso/2015/04/13/fabio-salamanca-esa-generacion-en-la-que-nadie-pierde-el-ano/

 



 

LA  INDISCIPLINA  ESCOLAR

“Sólo  aquellas  personas  que  han  entendido  que  su  educación  y  desarrollo  profesional  requieren  de  un  compromiso constante  lograrán sobrevivir  en la  era  de la  información   y  del  cambio”

(Andy  Grove, Presidente  de  INTEL)

 

Da  lástima  y  dolor  ver las  nuevas  generaciones  de estudiantes  en  escuelas  y  colegios  sin  ideales y  sin metas. Los  centros  educativos  debieran  llamarse “guarderías”  o  centros  de  hacinamiento  escolar, o  centros  de  torturas  para  maestros,  o  “Calvarios  escolares”,  en  razón  a  lo  que  se  vive  dentro  de  las  instituciones  escolares.  Como  padres  de familia  ya  no  encontramos  un  “centro  educativo”  donde  impere  la  disciplina  y  la  calidad  académica. Pareciera  que  mandar un  hijo  al  colegio  es  aprender  malas  mañas, pero  no  a  educarse.

Es  entendible, la  situación  porque  los  maestros  están  maniatados  por  leyes  absurdas  que  van  en  contravía  del  verdadero  sentido  de la  EDUCACION.  Es  entendible  porque  hay  muchos  padres  que  ni  educan  ni  dejan  formar  a  sus  hijos. (Hay  docentes  que  ya  prefieren  aguantarse  al  muchacho  en  clase que citarle  al  padre.  No  hay  con  quien).  Cuando  lo  que decía  el papá  lo  avalaba la  escuela  y viceversa,  se  lograba  formar  y  educar  generaciones de bien.

Hoy  por  hoy  y  gracias  al  hacinamiento  escolar  es  imposible  lograr  resultados  en  la  formación  de los  nuevos  educandos.  Un  pobre maestro  con más  de  25  o  30  estudiantes, ya  no  dicta  clase, los  cuida  para  que no  se maten  o  se hieran  entre  sí  o para  que  no  salgan  a  la  calle  a  hacer  fechorías  o  a  enseñarle  a otros  a  cometerlas (  El  gobierno   HACINA  en aras  de    ahorrar  dinero,  y  cuando  El  Estado  ahorra  en la  educación,  invierte  en  la  ignorancia”.  Con  lo  de  un militar  le  dan  estudio  a  más  de  35  personas (Revista  Gerente)

Los  grados numerosos  se  dejan  manipular  por  los  “líderes”  negativos  o  vándalos  que  saben  que  las  leyes  los  amparan. “Entre  mejor  cumpla mis  deberes, mayor  razón me  asiste  para  exigir  mis  derechos” (Gandhi).También  por  la  capitación, es decir  tantos  profesores,  tantos  alumnos, muchos  directivos  o  rectores  se abstienen  de  expulsar  a los  vándalos,  a los  indisciplinados  porque  se  les  reduce  el  presupuesto. Si  se  expulsaran  esos  vándalos serviría  de  escarmiento  y  no  se maleducaría  a la  juventud,  aprenderían  que  “todo  efecto  tiene  su  causa”. La  psicología  de  masas  enseña  que  lo  que  comienza mal, termina mal,  que  lo  malo  tiende  a  generalizarse  si  no  hay  sanciones.  En  cada  grado,  hay  de  5  a  10  picaros,  según  mis  hijos  que  estudian. Pícaros, indisciplinados, desadaptados  sociales  que  hacen  y  deshacen  con  los  compañeros  y  con  los  profesores, porque  según  los  picaros  no  les  pasa nada,  o  simplemente  amenazan  con  tutelas,  o  amedrantan  con  sus  pandillas.  Jamás  podemos  olvidar  que: “Una  manzana  podrida  daña  a las  demás”.  Con razón  decía  mi  papá  que  en la  escuela  se  daña  la  gente  buena”  y  en  parte  tiene  razón.

El  gobierno  debería  crear  instituciones  especiales  con  docentes  especializados  en  manejo  de  estos  vándalos,  como  lo  hacen  en  Estados  Unidos.   Qué pensará  el  gobierno  obligando  a  las  instituciones  educativas,  y  de paso  enfermando  a los  maestros  a  sostener  a  unos  cuantos  que  no  quieren ni  tampoco permiten  que  los  otros  lo  hagan.  Será  que  se  incrementa la  tasa  de  criminalidad  si  los dejan  en las  calles?.  Déjenlos  en  las  calles  que  el  papá  perdona, el  maestro también  o   le  toca  pero  la  sociedad,  NO. Una  cosa  es la  calidad  y  otra  cosa  la  cobertura.

No  es  llenando   o  hacinando los  salones  como  se  va  mejorar la  calidad. Los  pueblos  desarrollados  como  Finlandia, piensan  muy  diferente. Para  ellos lo primero  es  el  SER, que  por  el  HACER  se  puede  TENER.  En un  país  que  sufre  de  desarrollo  mental  como  el  nuestro,  es  todo  lo  contrario. Por  eso  no  se nos  puede  presentar  como  tesis  la  afirmación  de  que  el  número  de  estudiantes  no  incide  en  la  calidad  de  la  educación  como  lo  sostienen  los  tecnócratas  NEOLIBERALES de la  educación.

En  países  como  Cuba, los  salones no  sobrepasan los  20  estudiantes  por  grado  y  cada  maestro tiene  mínimo  un  ayudante.  Que  diferencia.  Pero  es que  allá  o  se  estudia  o  se trabaja. “CUANDO  TRABAJAR  ES MAS  DIFICIL  QUE  ESTUDIAR,  EL  MUCHACHO  ESTUDIA, porque  estudiando  se  descansa, PERO  CUANDO  VAGAR  ES MAS  FACIL QUE  ESTUDIAR, EL  MUCHACHO  PREFIERE  VAGAR” (FRASE  DE  UNA  EMINENCIA  DE MAESTRO,   LE  ESCUCHE  EN  UNA  REUNION  DE PADRES  DE  FAMILIA).

“Hay  un  tremendo  desorden  social  en  Colombia  y  se  manifiesta  en  los detalles  más  elementales” (Rodrigo  Lara  Bonilla) .  y,  luego,   afirmaba  el  proceso  va desde las pequeñas  faltas  hasta los  grandes  delitos”.  Afirmaba: “Esos  brotes  de  desorden  social  surgen  desde  el  comportamiento  del  ciudadano  que  con  un  radio  no  respeta la  libertad  del  vecino, del  conductor  que  viola  las  normas  de  tránsito  y  van  ganando  niveles  mayores  hasta  el  atentado  contra la  dignidad  del  hombre”.  Los  ciudadanos  sentimos  angustia  al  ver  cómo,  cada  día  las  ciudades  son  más  invisibles  y  destructivas para  sus  habitantes, sean adultos, niños  o  ancianos.  Las  hacen  invisibles  no  las  edificaciones  sino las personas  incultas.  Si  queremos  pueblos  y  ciudades  amables, debemos  enseñar  y  aprender  a  comportarnos con  dignidad  y  civismo,  aprender  a  ser  URBANOS: “SI  LOS  HABITANTES DE LA  CIUDAD  SON  DE  BUENAS  COSTUMBRES  OPINO  QUE  ESTÁN MAGNIFICAMENTE  DEFENDIDOS”  (Plutarco, 200, A. C)

Da no  sé  qué,  ver  estudiantes  en  el  transporte  escolar, o  en  el  transporte  público  (Buses, taxis, sistema  integrado  de  transporte  o  sistema  masivo  de  transporte), ofendiendo, o  lanzando  pepas  o  frutas,  o  dándole  calvazos  a los  transeúntes, lo mismo  hacen  en  el  aula  con  sus  compañeros  y  con  los  mismos  docentes….  Y así  quieren  que  nadie  les diga  nada, que  BUENO  QUE  CUANDO PONEN QUEJAS, PREGUNTARLES,   QUÉ  ESTABAN  HACIENDO?.  CON  RAZÓN  LOS MAESTROS  TIENEN  QUE   LLAMARLES  LA  ATENCION  Jóvenes  que  no  conocen  el  respeto, irrespetan  y  amenazan  a  los  maestros  y  a  sus  propios  compañeros.  Y  el  pobre  maestro” AGUANTE  Y  CALLESE”, pues  no  hay  apoyo ni  de los  directivos  docentes  ni  del Ministerio, ni  de la  justicia, etc., etc. Entidades  de  rango medio  ante las  amenazas  de muerte  a los  docentes  salen  a  vociferar  que los  maestros son  “generadores  de  violencia”  y  que  deben  aprender  a  ser  más “tolerantes”. POR  DIOS….  MAS  TOLERANCIA….:“SI  SOMOS  ABSOLUTAMENTE  TOLERANTES, INCLUSO  CON  LOS  INTOLERANTES  Y  NO  DEFENDEMOS  LA  SOCIEDAD TOLERANTE  CONTRA  SUS  ASALTOS, LOS  TOLERANTES  SERAN  ANIQUILADOS  Y  JUNTO  CON  ELLOS  LA  TOLERANCIA” (KARL POPPER).  CITADO  POR  WALTER  RISO, EN  AMORESALTAMENTE  PELIGROSOS, EDITORIAL  NORMA).  Pero  eso  sí  hay  rectores  que  “limpian”  su  colegio, pero  cuando  llegan  al  poder….apoyan  la  alcahuetería,  se les  olvida  en  un  momento  la  realidad, otros  no hacen nada  porque  ni  siquiera  los  estudiantes  lo  conocen,  se  encierran,  no  ejercen  autoridad  (no  es  autoritarismo).  Se  necesita  el  equilibrio  entre la  autoridad  y la  disciplina. “Sed  dulces  sin  debilidad, firmes  sin  dureza, graves  sin  altivez,  corregid  sin  encolerizaros, haceos  respetar  y  amar  al  mismo  tiempo” (Marie Poussepin), claro  que  hoy  ya  toca  es domar  a  los  indómitos  y  debieran  existir  colegios  militares  para  este  tipo  de  estudiantes

La   escuela  ya  no puede  educar.  Las  leyes, la  justicia, los  Medios,  y  no pocos  padres  de  familia están en  su  contra.  (  Muchos docentes  prefieren  aguantarse  al  muchacho  que  llamar  al padre  porque no  hay  sujeto), y  eso  cuando  tienen  papás, porque  el  desempleo  los  llevó  a la  diáspora  y  a  convertirse  en  “”papás  cajeros”  que  simplemente mandan   plata.  (SI  SAVAMOS  LAS  FAMILIAS, SALVAMOS  LA  SOCIEDAD.  LA  FAMILIA  ES LA  CÉLULA  VITAL  DE LA  SOCIEDAD,  EXPRESÓ  EL  PAPA  PABLO  VI) Es  una  utopía pretender  calidad  sin  reglas  claras  y  con  tantas  desautorizaciones.  Desde  que los  políticos metieron  la  mano  en la  educación, la acabaron. Metieron la mano  en la  salud  y  la  exterminaron.    Educación  procede  de  EDUCARE”, que  significa  criar, alimentar, nutrir, tallar, formar. La  educación  vendría  a  ser nutrición, alimentación, formación, información. Educar, equivale  a informar  y  formar,  a  ponerlo  todo  desde  afuera,  a  conducir  en  el  sentido  de dar  una  orientación  a  un  proceso.  Equivale  también  a  sacar  de,  a   extraer,  a  actualizar  lo  que  potencialmente  está en   el  hombre, mediante  procedimientos interrogativos,  socráticos. Es  formar  al  hombre  para  liberarlo  de  los  condicionamientos  que  pudieran impedirle  vivir  plenamente.  Propone  la  promoción  integral  del  hombre.  Es  transmitir  conocimientos  pero  fundamentalmente  suscitar  valores  y crear  actitudes que  lleven  al  educando  a  su  personalización. Es  lograr  que  el  alumno  sea  coherente  con  lo  que  piensa, dice  y  hace. (Competencias). (Véase:  LOBO ARÉVALO, Nubia y SANTOS  RODRÍGUEZ, Clara. Psicología  del  aprendizaje. Bogotá: USTA, 1990. Por  otro lado  la  palabra  estudio  viene  del  latín; “ESTUDIUM”  que  significa  empeño, dedicación, mirar  con  detenimiento  una  cosa.  “Es  una  palabra  que  designa  la  aplicación  intensa  de  la mente  a  algo”  (Santo  Tomás  de  Aquino,  en la  Suma  Teológica).  El  hombre  desea  conocer,  y  para  ordenar  el  “apetito”  del  conocimiento,  necesita  de la  estudiosidad, por  la  virtud  de la  estudiosidad,  el  hombre  puede  moderar  su  afán  de conocerlo  todo  de una  vez, lo  que  es  imposible para  un  humano,  y  por  la  voluntad  recta  aplica  su  fuerza  cognoscitiva  a  un  objeto  o  a  otro”,  dice  Santo  Tomás ( BELTRAN  MARTINEZ, HÉCTOR. CLAVES PARA  REDACTAR,   ESTUDIAR  Y  PRESENTAR  TRABAJOS C IENTIFICOS. USTA)

A  Miguel  Ángel  Buonarroti,  le  preguntaron  cómo  había  hecho  para  hacer  su  magna  obra del  “MOISES”,  y  simplemente  contestó: “Fácil,  la  estatua  ya  estaba  en  el  bloque  de  mármol, yo  simplemente, le quité  las  imperfecciones”. Pero  a  quien  le  gusta  que  lo  tallen?. Qué  tipo de  sociedad  queremos  y  cómo  formarla?.  Será  que  con  tanta  flojera,  debilidad  se  formarán  o  se  deformarán las nuevas  generaciones. No  se  les  puede  decir  nada  porque  todo  los  atrofia…..”EL  AMOR  SIN  EXIGENCIA  ME  DISMINUYE; Y  LA  EXIGENCIA  SIN  AMOR  ME  DESESPERA”.  “El  dulce  es bueno, pero  en  demasía  hace  daño”

El Bien  Común  debe prevalecer  sobre  el  derecho  particular, máxime  cuando  los  vagos  no  quieren   y  por  el  contrario  arrastran  a  los “borregos  buenos”, por miedo, por  moda, por  falta  de  criterios, etc. . “ Lo  que  más me  aterra  no  es la maldad  de  los  malos, sino  la  indiferencia  de  los  buenos” (Gandhi).  Hay  vándalos   que  ante  el  requerimiento  de  un  formador  le dijo que  él  no  iba  a  estudiar  sino  a   trabajar.-  A  trabajar?….  si  distribuyo  droga  y pertenezco  a  tal  grupo  o pandilla  delincuencial…  y  ante  eso  qué?

Pobres maestros. Lo  más  duro  de la  pedagogía  es  enseñarle  al que  no  quiere.  Claro,  que  los  maestros  “lúdicos”  dicen  que  hay que  cambiar  de  estrategia  o  cómo  se  enseña…  o  cómo  hacer  que  les  guste  estudiar….  Haciendo  crucigramas,  picando  frases, metiéndolas  en  una  bolsa,  que ellos  las  armen  (para  entretenerlos), pero  jugando  no  se hacen científicos, ni  abogados, mi  médicos  de  calidad…. No  creo  en  esa  pedagogía  lúdica…y  no  vengan  a  decir  que  es  falta  de las  Nuevas  tecnologías  de la  Información  y  de la  Comunicación, porque  da  lo mismo  que  con  tiza,  tablero y  saliva,  la  gran mayoría  de  estudiantes  no  les  importa  ni  quieren nada, perdieron  los  sueños, los  ideales, sólo  quieren  “pasarla  bueno”

Si  el  gobierno, los jueces, los padres, los  medios, la  sociedad no apoyan la  disciplina  sufriremos  una  gran  hecatombe. “El  ser  humano  nació para  vivir  en  sociedad, o  se le  educa  o  se le padece”  (Marco  Aurelio).  “Cuando  el  Estado permite  que  el  individuo  haga lo que  le  venga  en  gana  y cuando  empieza  a  robar,  a matar, a  secuestrar….  después  lo  tiene  que  mandar  a  matar  o  desparecer” (Jenofonte.  V  siglos  A.  C).  “Mejorando  los  ciudadanos, se mejoran  las  ciudades”. “EL  PESIMISMO, LA  INDISCIPLINA  GENERALIZADA  DE LA  JUVENTUD Y  DE LA  NIÑEZ  Y  DE LA  SOCIEDAD  EN  GENERAL  ES  MAS  QUE  UNA  MUESTRA  DE LA  DECADENCIA  SOCIAL  Y  MORAL”

Atentamente,

JAVIER MAURICIO MORALES C.
http://eshops.mercadolibre.com.co/javmoralescabrera/

Ángela M. Cortés Garcés

Luz Stella Ramírez Aristizabal
Directora

Escuela de Química

Universidad Tecnológica de Pereira
La Julita- AA 097
teléfono 3137242

Pereira


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/iejesusmariaocam/public_html/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *